sábado, agosto 6
Shadow

¿Quién es ese tal MOTOMOTEROS?

¿Quién es ese tal MOTOMOTEROS? Conozca la historia de un amante de las motocicletas, que sí es un verdadero influenciador. Y ahora, será parte del staff de Acelerando.com.co, donde compartirá sus experiencias con los vehículos de dos ruedas.

¿Quién es ese tal MOTOMOTEROS?

¿Quién es ese tal MOTOMOTEROS?: Presentación

Hola me presento, mi nombre es Andrés Guzmán y desde aproximadamente los 6 años me gustan las motocicletas, ya sea porque la gran mayoría las tenía bajo mi arbolito de navidad como regalo -moto de juguete-, o porque en la entrada del barrio siempre se hacía un señor vendiendo motos de plástico; que si mal no recuerdo costaban $200 pesos.

Este era el “peaje” para que mi abuela pudiera entrar por esa calle «sin que Andrés hiciera pataleta»: años después me di cuenta que el señor de las motos de juguete no era que se hubiera ido, solo que ya entrábamos por otra cuadra, así mi abuela no cruzaba por el semáforo-.

Lo mejor del mundo motor lo va a encontrar en Acelerando

¿Quién es ese tal Motomoteros?: Más detalles

A los 8 años de edad (1998), mi tío compró una épica Yamaha Calimatic 175 con tanque gris, y en esta nos movíamos en Bogotá de la siguiente forma: yo arriba del tanque agarrándome del manillar simulando manejar, mi tío en medio, la hija de su novia y por último su novia.

Valga la aclaración que, sin cascos, ni el más mínimo equipo de seguridad, más que la bendición de mi abuela.

Recién cumplí los 18 años, empecé a interesarme mucho más en las motos porque es el medio de transporte ideal para una ciudad caótica, pero más que eso es el medio de transporte con motor más económico.

Yo, -tenía la absurda idea, de que a mis 18 años los bancos me iban a prestar dinero para comprarme mi primera moto-, pero no… La vida crediticia, los ingresos, el trabajo informal y el pero mayor, -que la edad inicial para dicho préstamo-, era tener mínimo 21 años.

¿Quién es ese tal MOTOMOTEROS?

Fue ahí donde me puse una meta, ahorré un millón de pesos y me compré una moto de segunda: una Suzuki AX100 modelo 2003.

No duré mucho con esta motocicleta porque no me sentía seguro, era ruidosa, y desde que en el barrio me detuvo la policía por tener el chaleco con una placa diferente a la moto, le agarré fastidio.

Más en Acelerando: Royal Enfield Meteor 350, se presentó en Colombia

A la U en motocicleta

Por esa misma época averiguando que quería para mi vida. Estudié un curso de CAR AUDIO, y claro, mis compañeros se les notaba el poder adquisitivo, muchos asistían en su carro como también en los autos del año que aquí entre nos, me imagino que eran de sus padres, y las veces que iba en mi locomotora ruidosa me hacían el feo.

¿Quién es ese tal MOTOMOTEROS?



Finalmente, vendí la primera moto, el dinero me lo “mecatié en cositas” y por un muy buen tiempo me movilicé en bicicleta, “Nairo Quintana comía cheetos al lado mío”, tenía muy buen estado físico y la ciclovía dominical me la gozaba

Capítulo aparte para mi madre

No les he contado de mi mamá y eso se debe porque desde muy pequeño ella quedó respondiendo por la casa, trabajando gran parte del día, porque el supuesto papá se bajó del bus cuando yo tenía siete meses.

Mi mamá era empleada en una empresa de ropa siendo operaria de maquina plana y de una u otra forma me enseñó desde muy pequeño este arte de coser y aquí es cuando entro a estudiar Diseño Para la Industria de la Moda en el Servicio Nacional de Aprendizaje, más conocido como SENA.

Ya finalizando el tecnólogo, en una materia llamada Mercadeo Digital, nos pidieron hacer un blog en donde habláramos de moda, – era obvio, fue lo que estudié, pero moda fashion, brillos y farándula no me gusta-.

A mi me gusta la moda útil, en la que si diseño una chaqueta más que cómoda, debe satisfacer necesidades, tener bolsillos que cumplan bien su función, y lo más importante, debe abrigar o refrescar.

En ese Blog hablaba de ferias, y a decir verdad no tenía visitas, era como un trabajo normal de una universidad en donde lo presentaba y se acabó.

Días después, cerca de mi barrio en el Sur de Bogotá, había un testdrive o prueba de manejo de la PULSAR NS 200,  y de 24 visitas diarias hablando de ferias, pasé a tener 6.000 en un día tan solo por hablar de la Pulsar; ahí sentí que mi hobbie por las motos, cobraba sentido.

Más en Acelerando: 10 tips para viajar en motocicleta por carretera

MOTOMOTEROS, el comienzo… Y ahora, Acelerando

Era claro que tenía que abrir un blog en donde hablara de motos, y así fue que empezó Motomoteros. Comencé a contar historias sobre las motos que me prestaban, me empezaron a invitar a eventos en donde la prensa lo cubría, y a los 15 días lo publicaban; y yo con mi celular, lo  documentaba, el mismo día.

Empecé cuando debía empezar, y ahora 8 años después de iniciar este proyecto, puedo decir que el emprender en un rubro nuevo, en donde realmente no tenía ni idea, ni referentes, me hace feliz.

Ahora puedo decir que la he pasado increíble en este hobbie que aún no considero trabajo.

Quiero saber que leyeron este texto, quiero saber que aún hay gente que lee, quiero que me cuenten si les gustaría saber sobre motos que he tenido en estos 8 años; e invitarlos a que me sigan en las redes sociales como @motomoterosblog en Facebook,  @motomoteros en Instagram, Twitter y TikTok, y Motomoteros en mi canal de Youtube

Les escribió Andrés Guzmán, nuevo redactor de Acelerando.com.co.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.