viernes, agosto 12
Shadow

BMW R 18 Dragster, bajo el sello de Roland Sands

La BMW R 18 Dragster está bajo el sello de Roland Sands, célebre piloto y diseñador estadounidense de motocicletas personalizadas. Una pieza de arte para la pista y las carreteras de todo el mundo.

BMW R 18 Dragster bajo el sello de Roland Sands

BMW R 18 Dragster: Antecedentes

BMW Motorrad presentó en abril de este año la BMW R 18, como la primera motocicleta de producción de la marca para el segmento “Cruiser”.

Este  respeta en todo sentido la tradición de las motocicletas BMW,  tanto en la parte técnica como con su diseño.

De hecho, la R 18 se basa en modelos ilustres como la BMW R 5 y en conceptos elementales pero neurálgicos como: tecnología purista y sencilla y el motor bóxer; el “Big Boxer» continúa la línea de motores bóxer tradicionales refrigerados por aire.

BMW R 18 Dragster: Roland Sands imprime su estilo

La nueva BMW R 18 ofrece un diseño altamente personalizable. Cuenta con un marco trasero fácilmente extraíble y un conjunto de piezas pintadas fáciles de desmontar.

BMW R 18 Dragster bajo el sello de Roland Sands

Esto le da al cliente un alto grado de libertad para convertir fácilmente la parte trasera de la nueva BMW  R 18,para adaptarse a sus preferencias personales. Además, también puede cambiar el acabado de la pintura para adaptarlo a su gusto personal.

Para la R 18 Dragster, el equipo alrededor de Roland Sands retuvo la geometría del cuello de la BMW R 18, retiró la parte trasera de la motocicleta y la convirtió en un “drag” de carreras.

Además, el equipo de Sands decidió modificar los guardabarros -delantero y trasero-, para adaptarse al marco modificado.

Todo el proceso de personalización tardó unos tres meses y medio. La motocicleta luego se dirigió al taller para el ensamble final y un día en la pista.

Testimonios

“La electrónica fue definitivamente la tarea más difícil con la que tuvimos que lidiar, ya que pusimos óxido nitroso, eliminamos el escape de fábrica y cambiamos el múltiple de admisión de manera radical. Fue un pequeño experimento, ¡pero lo logramos!”, manifestó Roland Sands.

BMW R 18 Dragster bajo el sello de Roland Sands

Cuando terminó la BMW R 18 Dragster, Sands agregó: “Cada motocicleta necesita diferentes fuentes dependiendo de la construcción, materiales especiales o piezas. Cada nuevo concepto de motocicleta es un proceso de aprendizaje, incluso después de haber construido más de 200 motocicletas. Siempre queremos entender el género de la motocicleta que estamos construyendo, y que es la clave para mantenerla auténtica y funcional”.

Entre bielas y bujías

Para la R 18 Dragster, Roland Sands utilizó la colección de diseño de piezas fresadas “2-Tone-Black” para personalizar palancas, ruedas, tapas de válvulas, placa de pecho, faro y medidores.

La parte delantera fue tomada de la BMW R nineT, mientras que el asiento y el escape se crearon desde cero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.