viernes, agosto 19
Shadow

Cómo cambiar una llanta en 7 pasos por Bridgestone

Cómo cambiar una llanta, es un aspecto fundamental para quien maneje un auto. Bridgestone le dice como hacerlo bien en 7 pasos. Estos tips prácticos, evitarán que sufra durante un viaje o tenga que pagar.

Cómo cambiar una llanta en 7 pasos

Cómo cambiar una llanta en 7 pasos: Seguridad

Las llantas son uno de los componentes de seguridad más importantes de un vehículo, ya que son el único punto de contacto con la carretera. Ante un incidente, es muy importante saber cómo cambiar el neumático de manera correcta.

Cómo cambiar una llanta en 7 pasos

Por esta razón, los expertos de Bridgestone, brindan la siguiente guía para ante un pinchazo y que pueda realizar el cambio sin problemas

Cómo cambiar una llanta en 7 pasos: Testimonio

“Antes de empezar con el cambio, prepare los materiales necesarios; la llanta de repuesto, un taco, que imposibilite el movimiento del vehículo y colóquelo en una de las llantas (puede ser un pedazo de madera, una piedra), las cruzeta y el gato para elevar el vehículo. Tome en cuenta que si se va a cambiar la llanta delantera se debe colocar el taco en la parte trasera y si se va a cambiar la llanta trasera, hay que colocarla en la delantera. Recuerde siempre aplicar el freno de mano”, aseveró José Andrés Acosta, Gerente de Car Club Firestone.

Cómo cambiar una llanta en 7 pasos: Indicaciones

1. Busque un lugar seguro para estacionarse, lo ideal es que sea una superficie plana para que el vehículo no resbale, con el freno de mano debidamente puesto y una

marcha activada (velocidad).

2. Afloje la presión de los “tornillos” con la cruzeta y gírelos en sentido contrario a las manecillas del reloj. No se deben quitar, solamente aflojar.

3. Levante el vehículo con el gato, este se coloca en unas guías que puede encontrar debajo del chasis.

Cómo cambiar una llanta en 7 pasos

4. Retire los tornillos y guárdelos en un lugar seguro.

5. Remueva la llanta de su posición.

6. Coloque la llanta de repuesto y empiece a atornillarla, los tornillos se deben colocar y apretar en forma de equis para evitar que el neumático se mueva.

7. Por último, se baja el auto nuevamente al suelo y se termina de presionar los tornillos con la cruzeta.

Entre bielas y bujías

Aunque nunca se haya cambiado una llanta, si se tiene el conocimiento básico y necesario para hacerlo, resulta más sencillo de lo que piensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.