Shadow

MINI en las 24 Horas de Nürburgring: el John Cooper Works afina detalles

MINI regresa a las 24 Horas de Nürburgring. Lo hará con un John Cooper Works que competirá en la clase SPT3 de la mítica prueba de resistencia. El vehículo para conquistar el ‘Infierno Verde’ fue armado por el equipo alemán Bulldog Racing.

MINI en las 24 Horas de Nürburgring

Por reglamento de la clase ni el propulsor ni la caja de cambios se pueden modificar. Este auto monta un motor 2.0 litros turboalimentado de 302 HP y 450 Nm de torque, el mismo que anima al John Cooper Works GP. El bloque está asociado a una caja Steptronic de 8 marchas.

MINI en las 24 Horas de Nürburgring: Al detalle

A nivel mecánico el vehículo si recibió algunas modificaciones. El sistema de escape tiene un catalizador de competición, la suspensión trae amortiguación ajustable y todas las piezas móviles del chasis y la suspensión fueron reemplazadas por rodamientos Uniball reforzados.

Los ingenieros del equipo alemán también debieron instalar un sistema de elevación neumática, para cumplir con la altura mínima exigida por el reglamento. Para detener a este pequeñín —hace de 0 a 100 Km en 5,2 segundos— se le instalaron componentes de frenado de la división M Performance de BMW.

En el exterior de este MINI JCW destacan sus elementos aerodinámicos. Al frontal se le añadió un splitter, tiene apéndices en fibra de carbono en los paso de rueda y los bajos son totalmente carenados. En la parte trasera destaca un enorme alerón ajustable, un difusor y la salida de escape situada en el centro.

Lo chicos de Bulldog Racing vaciaron el habitáculo e instalaron componentes más ligeros (cristales de Makrolon) para reducir los 1.330 Kg del modelo de serie. Monta además neumáticos de competición Hankook sobre rines de 18 pulgadas.

MINI JCW en pruebas para Nürburgring

Se trata de un auto de carreras así que en el interior poco hay que recuerde a un auto de calle. Cuenta con un asiento homologado por FIA, un tanque de combustible de 100 litros y una jaula antivuelco pintada del mismo color de la carrocería.

Como preparación para el desafío del ‘Infierno Verde’, el vehículo completó un extenso programa de pruebas, la más reciente en el circuito de Miramas en Francia. El objetivo de estas era recopilar datos sobre las cargas que se ejercen sobre componentes del chasis y la transmisión y su durabilidad.

Síguenos en Google Noticias

MINI John Cooper Works: Testimonio

«El auto es completamente nuevo y precisamente por eso es fascinante lo mucho que ha avanzado. Hemos podido hacer más kilómetros cada día y empezar con el trabajo de puesta a punto y las pruebas de neumáticos.

Mi impresión del auto es positiva. Para mí ha sido un placer poder aportar mi granito de arena para que podamos hacer una gran carrera en Nürburgring», señaló Patrick Häussler, ingeniero de chasis de BMW y quien estuvo al volante del MINI.

Las míticas 24 Horas de Nürburgring se disputarán del 26 al 29 de mayo sobre el trazado más largo del circuito de 26 Km que une las secciones GP Strecke y Nordschleife. Allí MINI y el Bulldog Racing esperan dar la guerra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.