Shadow

Opel Crossland, lo mejor de la firma alemana para Bogotá

Opel Crossland, lo mejor de la firma alemana para Bogotá. El modelo 2023 mantiene lo bueno: diseño, habitabilidad y equipamiento de confort. Este vehículo, referente de la casa alemana, ganó elementos en tecnología y seguridad.

Opel Crossland, lo mejor de la firma alemana para Bogotá

Opel Crossland: primeras sensaciones del test drive

Probamos este crossover compacto con aires de monovolumen durante un par de días en la ciudad, el escenario donde mejor se siente. Sabemos que no es un deportivo, pero es un vehículo competente y si logra hacerle el quite a los trancones, los viajes son confortables.

Opel Crossland: Exterior

Antes de ingresar al auto vamos a repasar su exterior. El Crossland luce el nuevo lenguaje de diseño de la marca alemana con la conocida parrilla Vizor (que más que una parrilla es un panel negro), que debutó el Opel Mokka tiempo atrás. Esta se complementa con faros delanteros en LED. En la parte inferior del parachoques encontramos la toma de aire, luces antiniebla también en LED y unos apliques cromados en forma de ‘C’ que le dan un toque de carácter al frente.

Visto de costado resaltan la línea cromada a lo largo de la carrocería que le da esa sensación de techo flotante, los pasos de rueda y los protectores plásticos en color negro, y los rines de 17 pulgadas (para la versión que tuvimos en prueba) bi-tono.

Si bien la vocación del Opel Crossland es urbana, tiene suficiente altura libre al suelo para permitirle alguna escapada fuera de la carretera. Nada extremo, eso sí.

Opel Crossland, lo mejor de la firma alemana para Bogotá

Opel Crossland: Más detalles

Atrás lleva los Stops oscurecidos en LED, mientras que las direccionales y las de reversa siguen siendo halógenas. Los faros traseros se unen por una franja negra que incorpora el logo. Al costado izquierdo del portón luce la bandera alemana, para recordarnos su origen.

Finalmente, el parachoques cuenta con una especie de ‘skid plate’ y del techo se asoma un pequeño spoiler que integra el tercer stop.

Acorde con el concepto de la marca su diseño exterior es poco convencional y por su silueta aparenta ser más grande de lo que en realidad es. Mide 4,23 metros de largo y su baúl tiene una capacidad de 410 litros. Esta se puede ampliar hasta los 1.255 litros con la fila trasera abatida.

Opel Crossland, lo mejor de la firma alemana para Bogotá

Más en Acelerando: El Opel Grandland 2023 se lanza en Colombia

Puertas para adentro

Nada más entrar se percibe el amplio espacio interior. La habitabilidad es algo en lo que Opel se ha especializado y el Crossland es un buen ejemplo de ello. La cabina luce sobria, aunque ya algo desactualizada, con superficies suaves al tacto, plásticos de buen aspecto y algunos detalles en negro piano.

La sensación de amplitud se acrecienta gracias al techo panorámico completo que brinda una buena entrada de luz.

Por otro lado, los asientos delanteros son envolventes y tienen varias posibilidades de regulación, soporte lumbar (eléctricamente para el conductor) y base extensible como elemento adicional de confort. Estos cuentan con certificación AGR. La posición de manejo da una buena visual y no es tan alta a pesar de tratarse de un SUV.

Opel Crossland, lo mejor de la firma alemana para Bogotá

El Opel Crossland es además un vehículo práctico y versátil. Las plazas traseras tienen una configuración más indicada para 4 personas en lugar de 5, pero quien vaya en la posición central no viajará incómodo.

A favor de la comodidad o del espacio en carga el asiento trasero se puede desplazar en 15 cm. Los respaldos se abaten en proporción 60/40.

Más en Acelerando: «La ingeniería alemana de Opel es intachable»

Conectividad

En cuanto a equipamiento es bastante completo. El Crossland cuenta con volante multifunción forrado en cuero y cuadro de instrumentos con medidores análogos y pantalla TFT en la que se visualiza la información de consumo, autonomía y velocidad.

La multimedia se gestiona desde una pantalla táctil de 7 pulgadas con conexión a Android Auto y Apple CarPlay por medio de cable USB. Otros elementos que hacen amena la vida a bordo son el climatizador bi-zona, el asistente de parque ParkAssist, espejo retrovisor electrocrómico, sensores de luz y lluvia, así como vidrios y espejos eléctricos. También se agradece que haya botones y perillas para operar diversas funciones.

Motorización

Bajó el capó del Opel Crossland encontramos el conocido motor tres cilindros turbo PureTech de 1.2 litros con el que eroga 110 HP y 205 Nm. Este se integra a una transmisión automática de 6 velocidades y es de tracción delantera.

Es un tren motriz competente y logra que el vehículo se mueva con soltura. Es perceptible un poco de lag (normal en los motores turbo), pero la respuesta al acelerador es adecuada sobre todo en momentos como incorporaciones a la vía o sobrepasos. Esto también se logra gracias al buen escalonamiento de la caja de cambios.

Por su parte, el esquema de suspensión, independiente tipo McPherson adelante y de torsión atrás, es algo duro, se llegan a sentir las irregularidades del terreno, pero no es particularmente incómodo. Su andar es estable y no tiene excesivo balanceo, que se agradece dado su enfoque urbano.

Más en Acelerando: Opel Astra: Todo lo que debe saber

El Crossland cuenta con dirección electroasistida que es bastante suave y precisa. Es cómodo maniobrar con este crossover, sobre todo en calles estrechas, gracias a su ángulo de giro. Un aspecto en el que todavía puede mejorar es en la insonorización del habitáculo, ya que el tres cilindros sigue siendo algo ruidoso en aceleraciones.

Para finalizar con las características mecánicas, este vehículo tiene frenos de discos ventilados adelante y sólidos atrás. Estos trabajan en conjunto con el sistema antibloqueo, el repartidor electrónico de frenado y la asistencia al frenado de emergencia.

Más en Acelerando: Opel pone primera en Colombia con «Abajo el muro»

Seguridad y ayudas para el conductor

El Opel Crossland no hace mucho actualizó su equipamiento de seguridad para ponerse a tono con lo que pide el segmento. Tanto en la versión Elegance (la que tuvimos en prueba) como la de entrada incluye 6 airbags, controles de estabilidad y tracción, asistente de arranque en pendientes, monitor de presión de llantas, anclajes ISOFIX para las sillas infantiles, luces automáticas y alerta por cambio de carril. Esta última es sonora y visual, pero no actúa sobre el volante para redireccionar.

Parte de las asistencias avanzadas a la conducción que recibió el modelo están la alerta de conductor somnoliento, alerta de colisión frontal, frenado automático de emergencia y detección de peatones. De igual manera, añadió el asistente de parqueo semi-autónomo para facilitar las maniobras de parqueo.

Todos los Test Drives de Acelerando se encuentran disponibles en Google News

Nuestro balance

El Opel Crossland tiene una buena base mecánica acorde y suficiente para el propósito de este vehículo. Su diseño exterior es llamativo y de aspecto sólido y cuenta ahora con un completo equipamiento de seguridad y confort.

La vida a bordo del Crossland es cómoda aunque su interior podría lucir más actual, una familia disfrutará los recorridos y los viajes gracias a su confort de marcha y encontrará buena capacidad de carga en un carro versátil y funcional. No cabe duda, que este vehículo es una alternativa a considerar dentro del segmento de SUV compactos.

Crédito fotos: David Sánchez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights