Shadow

Peugeot 2008 GT: su prueba de manejo

Peugeot 2008 GT: su prueba de manejo. Este modelo tiene un comportamiento dinámico más propio de un hatchback que de un SUV. A su vez, el 2008, dispone de un diseño con personalidad. Probamos la versión tope de gama (GT) y aunque con diferencias en su mecánica y equipamiento, sigue siendo un vehículo bien logrado y con buenas prestaciones dentro de su categoría.

Peugeot 2008 GT: su prueba de manejo

Peugeot 2008 GT: Exterior

El Peugeot 2008 GT mantiene el lenguaje de diseño de los actuales modelos de la marca francesa. Al frente luce una parrilla con un entramado en 3D y faros en LED con tres franjas dentro de la óptica que recuerdan las garras del León. La luz diurna conserva su disposición vertical y es otro guiño a su identidad felina. En el parachoques ya no tenemos las exploradoras, si elementos en plástico negro.

Mismo tratamiento que reciben los bajos y los pasos de rueda. Esta versión conservó el techo bi-tono (en el mismo color de la carrocería para los otros acabados), pero los rines, también a dos tonos, pasaron de 18 a 17 pulgadas. La inscripción ‘GT’ sobre el guardabarro delantero nos recuerda que este es el tope de gama.

Peugeot 2008 GT: su prueba de manejo

En la parte posterior tampoco hay grandes cambios manteniendo los faros traseros en LED con el diseño de tres garras conectados por una franja en negro brillante, así como el spoiler de techo y el parachoques en plástico negro que integra las luces antiniebla. Un buen detalle de este Peugeot 2008 GT es que sus dos salidas de escape son funcionales.

Peugeot 2008 GT: su prueba de manejo

La «Carromanía», espectacular alianza de Peugeot y Mercado Libre

Peugeot 2008 GT: Puertas para adentro

El interior del Peugeot 2008 GT luce amplio y de líneas modernas. Encontramos superficies suaves al tacto y molduras tipo fibra de carbono a lo ancho del tablero, costuras en hilo verde en la tapicería que combina cuero y tela. Todo se percibe de una calidad superior. Por supuesto también encontramos algo de Piano Black en la consola central, un material elegante, pero de mucho cuidado porque el polvo y los rayones se notan demasiado.

Peugeot 2008 GT: su prueba de manejo

Los asientos son cómodos, firmes y de buena sujeción lateral, aunque el ajuste es mecánico tanto para piloto como copiloto. Mismo ajuste que tiene el volante multifuncional (altura y profundidad) forrado en cuero.

Uno de los puntos altos de este SUV es su ergonomía gracias al i-cockpit. No solo es la distribución del habitáculo orientado al conductor o el pequeño volante de buen tacto, también suman a la experiencia a bordo la posición de mandos y botones en forma de tecla de piano de fácil acceso. El joystick para gestionar los cambios dio paso a una palanca más tradicional, aunque estará en gustos.

Rankings:Lo mejor de Peugeot en el cine

Peugeot 2008 GT: Más detalles del interior

La habitabilidad en las plazas traseras si está algo más ajustada. Hay buen espacio para cabeza y rodillas pero estarán cómodos si atrás viajan dos. Estos contarán con puertos USB, pero si se hacen falta un par de salidas de aire y un reposabrazos en el respaldo. Aunque el techo panorámico no llega hasta atrás si ofrece buena entrada de luz para los ocupantes.

Peugeot 2008 GT: su prueba de manejo

En cuanto a la capacidad de carga el Peugeot 2008 GT dispone de un maletero de 434 litros. Este último es de apertura manual.

Tecnología

A nivel tecnológico el 2008 en su versión GT presenta un inédito (por lo menos en Colombia) cuadro de instrumentos en 3D con varios modos de visualización. A este se suma una pantalla táctil de 10 pulgadas compatible con Android Auto y Apple CarPlay para gestionar la multimedia y otras funciones como el climatizador de una sola zona.

La pantalla tiene buena resolución y fue fácil enlazar nuestro dispositivo móvil, pero por momentos su funcionamiento y desplazamiento entre menús se sintió algo lento. Otro aspecto es quienes tengan smartphones con esa tecnología extrañarán el cargador inalámbrico.

Más en Acelerando: Peugeot 2008 1.2 Turbo: 5 cosas que debe saber

Motorización

Bajo el capó del Peugeot 2008 GT  se aloja un motor tres cilindros turbocargado de 1.2 litros que entrega 130 HP y 230 Nm de torque. Este se acopla a una transmisión automática de 6 velocidades. Cuenta con tracción delantera y tres modos de manejo: ECO, Normal y Sport.

El 2008 GT ya no cuenta con el propulsor más potente ni la transmisión de 8 marchas (cosas de la reducción para mantener los precios), pero sigue siendo un conjunto motriz cumplidor. Por obvias razones se sentirá algo más de Turbo Lag principalmente en el modo Eco, pero para la gran mayoría de usuarios los caballos y torque disponibles serán más que suficientes.

Durante los días que estuvo con el equipo de pruebas de Acelerando registramos un promedio de 41 Km/galón en ciudad y unos 56 Km/galón en carretera.

Donde no hay queja es en su comportamiento. Es un auto fácil de llevar en la ciudad gracias a la dirección electroasistida y un radio de giro corto. Cuenta con suspensión independiente tipo McPherson adelante y semi-independiente con barra de torsión atrás.

En ese sentido, es confortable en su andar en el tráfico, pero también muy estable a altas velocidades y cruza sin brusquedades. Sumado a un eficiente esquema de frenos de discos ventilados adelante y sólidos atrás, con asistencias ABS y EBD brinda seguridad en las maniobras.

Más en Acelerando: Peugeot y sus vehículos eléctricos en toda la historia

Seguridad

Justamente hablando del equipamiento de seguridad, el Peugeot 2008 GT equipa 8 airbags, cinturones de tres puntos, anclajes ISOFIX para las sillas infantiles (e incluso en el asiento del pasajero delantero), controles de tracción y estabilidad y asistente de arranque en pendiente. Y aunque lo suyo no es propiamente el off-road si cuenta con asistente de descenso para terrenos destapados.

Dentro del paquete de asistencias avanzadas a la conducción están el sensor de presión de neumáticos, cámara trasera 360º con reconocimiento de obstáculos y sumó sensores de punto ciego. Le hubieran venido bien algunos más como la alerta de colisión frontal o el asistente de mantenimiento de carril.

Toda la información de Acelerando y Test drives ya se encuentran en Google News

Nuestro balance

El Peugeot 2008 GT es un SUV que visualmente tiene una identidad muy definida y se roba miradas, su propuesta de refinamiento y ergonomía al interior es una de las mejor logradas de su categoría, si bien perdió algo de ‘punch’ su conjunto motriz es competente y las sensaciones de manejo son mejores de lo que uno espera de un vehículo de este tipo.

Peugeot 2008 GT: su prueba de manejo

El modelo tope de gama del menor de los SUV´s de León fue víctima de la reducción en equipamiento o prestaciones para mantenerse con un precio competitivo en un segmento muy reñido del mercado, pero sigue siendo en términos generales un buen producto y una alternativa a tener en cuenta.

Galería

Crédito fotos: David Sánchez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights