lunes, diciembre 5
Shadow

Peugeot i-Cockpit, marca indeleble del león

Peugeot i-Cockpit, marca indeleble del león. Este importante sistema entiende todas las necesidades de los pasajeros.

Peugeot i-Cockpit, lo mejor de la marca del "león"

Así como en soluciones que le aportan un nivel superior, da cuenta de la constante evolución de la firma franesa, que le imprime a cada modelo características nunca antes vistas en el segmento.

Peugeot i-Cockpit: Los detalles

Su volante compacto se destaca por tener dimensiones mucho menores a las habituales y reduciendo los movimientos necesarios para maniobrar el vehículo, lo que se traduce mayor agilidad, más comodidad y mejor respuesta.

El Head-up Display muestra la información a la altura de la mirada del conductor, con el objetivo de que éste pueda mantener en todo momento la vista en la carretera y concentrarse en la trayectoria del vehículo.

Esta posición ergonómica, facilitada por el tamaño reducido del volante, aumenta el confort del conductor y evita la fatiga.

La gran pantalla táctil reúne de forma intuitiva todos los mandos relacionados con el confort (radio, climatización, masajes, etc.) y permite controlar de forma natural los equipos del vehículo.

Pero si los pasajeros lo prefieren, pueden controlarlos desde una serie de teclas de piano (o interruptores de palanca) que permiten el acceso directo y permanente a las principales funciones de confort.

Cabe reseñar que el habitáculo forma una cabina perfecta para los pasajeros. Los asientos delanteros proporcionan una excelente comodidad y soporte para garantizar la seguridad de los pasajeros.

¿Cómo se creó el Peugeot i-Cockpit?

Para diseñar el Peugeot i-Cockpit, se deben tener en cuenta muchas reglas en términos de ergonomía, visibilidad y arquitectura. Los datos antropométricos estudiados a escala global fueron los que guiaron a los arquitectos del campo.

Peugeot i-Cockpit, lo mejor de la marca del "león"

No es realmente la altura del conductor lo que importa; de hecho, es su relación pecho-pierna lo que debe evaluarse.

Por ejemplo, algunas personas tienen un torso más amplio en comparación con la longitud de sus piernas, pero para otros, es todo lo contrario. Si la altura promedio de un hombre es 1.76 m, la altura de su torso varía de 87 a 98 cm, lo que tiene un impacto directo en el posicionamiento de su visión.

Estos datos antropométricos han permitido calcular el rango de ajuste de los asientos o el volante para reforzar la ergonomía a bordo, sea cual sea el tamaño del conductor.

Entre bielas y bujías

Aunque en 2012, el Peugeot 208 Phase 1 fue el primer vehículo de producción en equiparse con el PEUGEOT i-Cockpit, los concept cars han jugado un papel determinante en las discusiones sobre el tema, pues estos son verdaderos laboratorios de ideas.

Peugeot i-Cockpit, lo mejor de la marca del "león"

En 2010, el Peugeot SR1 presentó por primera vez el Peugeot i-Cockpit. Esta fue la pieza clave que anunció el nuevo equipo de gestión de estilo con el nombramiento de Gilles Vidal, jefe del equipo Peugeot Design.

A partir de ese momento, todos los asientos de conducción de los concept cars incorporaron la tecnología Peugeot i-Cockpit.

Este sistema ha conquistado a más de 5 millones de clientes en todo el mundo, y hoy es un símbolo indiscutible de la marca, y un importante componente de su ADN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *